EN INGLES
Visite el sitio inglés
actualizado a diario
pulsando:
www.wsws.org

Análisis Actuales
Sobre el WSWS
Sobre el CICI

 

WSWS : Español

Huelguistas de la aerolínea Iberia se enfrentan a la policía española

Por Alejandro López
14 Marzo 2013

Utilice esta versión para imprimir | Email el autor

El lunes, trabajadores en huelga de la aerolínea española Iberia paralizaron el aeropuerto internacional de Barajas en la capital de Madrid.

La huelga es la primera de una serie de paros de un sólo día convocados por los sindicatos ASETMA, SITCPLA, UGT y CCOO como respuesta al plan de Iberia de despedir a 3,800 trabajadores (19% por ciento de su fuerza laboral) recortar salarios entre 25 y 30 por ciento y reducir las rutas de las aerolíneas.
Según los sindicatos, la huelga fue apoyada por el 100% de los trabajadores no elegidos para llevar a cabo los servicios minimos acordados por los sindicatos.
Alrededor de 4,000 trabajadores de Iberia -entre personal terrestre y tripulación de cabina- marcharon 10 kilómetros desde el centro industrial de La Muñoza en las afueras de Madrid hasta el aeropuerto bajo una pancarta que decía "Todos podemos unirnos - Iberia no será desmantelada".

Otros manifestantes condujeron sus coches lentamente por delante de los accesos al aeropuerto obligando a que Iberia recomendara a los pasajeros usar el metro o los trenes suburbanos.

Los trabajadores finalmente abrumaron los dos cordones policiales plantados para prevenir que entraran al terminal. Alrededor de las dos de la tarde, los manifestantes fueron dispersados violentamente por la Brigada Antidisturbios, la Guardia Civil y los funcionarios de aduanas, armados con equipos antidisturbios, deteniendo a cinco y dejando a un herido.

En el aeropuerto de Barcelona-El Prat unos 50 huelguistas se enfrentaron en masa a docenas de furgonetas policiales. También hubo protestas en otros aeropuertos por toda España.

Iberia declaró que la huelga producirá más de 1,200 cancelaciones de vuelos en las próximas de tres semanas. Un total de 236 vuelos fueron cancelados el lunes, de los cuales 81 eran de Iberia, 20 de Iberia Express, 78 de Vueling (propiedad de Iberia) y 57 de Air Nostrum, cuyos servicios de asistencia son suministrados por Iberia.

En Abril del 2010 se confirm? que British Airways e Iberia habían firmado un acuerdo para unirse y que la compañ?a resultante sería la tercera mayor aerolínea del mundo, por ganancias. La compañía que ha surgido de la fusión -conocida como International Airlines Group (IAG)- asegura que los despidos masivos son necesarios para restaurar la rentabilidad de la aerolínea española.

La crisis económica que surgió en el 2008 ha traído serios problemas financieros para algunas de las más grandes aerolíneas, debido a que el número de pasajeros ha caído bruscamente. Iberia ha perdido €850 millones (US$1.1 mil millones) entre el 2008 y Septiembre del año pasado, incluyendo €262 millones en los primeros nueve meses del 2012.

La lucha de los trabajadores de Iberia es tan sólo el último ejemplo de un proceso de reestructuración, privatización y desregulación que está arrasando con la industria de aerolíneas debido a que las compañías están descargando la crisis económica sobre las espaldas de los trabajadores.
En Europa este proceso toma lugar bajo las regulaciones del Cielo Único Europeo, iniciado en los noventa y acelerado por la reciente crisis económica. Iberia está afectada por la crisis del euro y la competencia de las aerolíneas de descuento. Ryanair e Easy Jet han sobrepasaron a Iberia y se han convertido en las dos mayores operadoras de servicios entre España y otras partes de Europa.

Los últimos ataques de Iberia son parte de un asalto global de las compañías aéreas para rebajar los costos laborales e imponer intolerables condiciones de trabajo. El pasado Diciembre, Scandinavian Airlines anunci? su plan, "4Excellence Next Generation", el cual eliminará 6,000 trabajos o 40 por ciento de la del total de 15,000 trabajadores de la plantilla e introducirá recortes salariales del 17 por ciento. Lufthansa ha declarado su intención de reducir costes en sus operaciones de larga distancia en un 10 por ciento en 2015 y un 20 por ciento en el 2025, en comparación con el 2011. Air France/KLM anunció la eliminación del 10 por ciento de su plantilla o lo que es lo mismo, 5,000 trabajadores, mientras que sus ganancias aumentaron un 28 por ciento en el tercer trimestre de 2012.

Los sindicatos han colaborado en imponer los dictados de la administración sobre los pilotos, la tripulación de cabina y otro personal de apoyo en todas las líneas aéreas. No han intentado en absoluto unir a los trabajadores ni aún dentro de Iberia, ya no decir el resto de la industria. El principal sindicato de pilotos -SEPLA-convocó a los pilotos empleados por la aerolínea, 320 de los cuales van a ser despedidos, en diferentes días para impedir cualquier oposición organizada.

Los sindicatos fomentaron cánticos nacionalistas como-"Somos españoles, españoles, españoles"- entregando banderas españolas y pancartas que decían: "British go home" en referencia a la fusión con British Airways. Los sindicatos han incitado el nacionalismo con el objeto de dividir a los trabajadores españoles de sus homólogos en Europa y mundialmente. Miguel Ángel González de la Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico, ASETMA, declaró que desmantelar Iberia "no es apostar por el crecimiento económico de un país que saca réditos del turismo" y que la huelga es "necesaria" para que Iberia vuelva a generar beneficios y así defender los intereses de España.

Los sindicatos también han aceptado el decreto draconiano gubernamental de los servicios mínimos que garantizan el 90 por ciento de vuelos de larga distancia, 61 por ciento de vuelos de media distancia y 46 por ciento de vuelos domésticos en días de paro. Antonio Escobar, presidente del Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas, SITCPLA, declaró que las negociaciones con la compañía están abiertas y que el "comité (de sindicatos) está dispuesto a llegar a acuerdos si regresa el sentido común."

El resultado de las continuas negociaciones y traiciones de los sindicatos en los últimos años se refleja en la desesperación de un tripulante de cabina, Sole, quién declaró al diario Público: " Nos están echando a miles … Hemos ofrecido rebajarnos un 30% el salario y volar al máximo de capacidad, pero tampoco han aceptado. Han eliminado aviones de Iberia y han puesto más en British, Vueling e Iberia Exprés ¿pero qué quieren si se lo estamos dando todo?"

En Diciembre del 2011 los sindicatos de controladores aéreos rehusaron llamar a otros sindicatos para que salieran y apoyaran a sus miembros, quiénes se enfrentaban a un incremento de horas de trabajos y recortes durísimos de sus salarios. Finalmente, los controladores fueron sometidos a disciplina militar y derrotados.

Los trabajadores y jóvenes deben extraer las lecciones de estas duras experiencias en España e internacionalmente y tomar el único camino político viable: una rebelión contra estas moribundas organizaciones y la construcción de un masivo movimiento con el objetivo de luchar por el socialismo y el poder obrero. Es necesario movilizar el ánimo insurreccional en la clase trabajadora en una huelga general. Nuevas organizaciones de base deben ser construidas -independientes del sindicato y la burocracia laboral- para unir a todas las secciones de la clase trabajadora en una lucha común para derrocar al gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy.

Esta es una lucha política que debe proceder del reconocimiento de que el capitalismo ha fracasado. No es una cuestión de intercambiar una serie de políticos capitalistas por otra, sino de sustituir el sistema en su totalidad a través de la formación de un gobierno de trabajadores. Los miles de millones que se ha dado a los bancos y a los súper ricos deben ser devueltos inmediatamente y usados para satisfacer las necesidades básicas de la población como parte de la reorganización de todos los aspectos de la vida social y económica bajo directrices socialistas.

Regresar a la parte superior de la página



Copyright 1998-2012
World Socialist Web Site
All rights reserved