EN INGLES
Visite el sitio inglés
actualizado a diario
pulsando:
www.wsws.org

Análisis Actuales
Sobre el WSWS
Sobre el CICI

 

WSWS : Español

Trabajadores despedidos por Delphi confrontan a los sindicatos

15 Abril 2013

Utilice esta versión para imprimir | Email el autor

Un vídeo ha aparecido en YouTube que muestra airados enfrentamientos entre decenas de trabajadores despedidos por Delphi, la fábrica abastecedora de piezas de automoción clausurada en 2007, y los sindicatos que se supone representan a esos mismos trabajadores.

Los incidentes ocurrieron el 28 de febrero en Cádiz, cuando el gobierno regional de la Junta de Andalucía, compuesto por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) e Izquierda Unida (IU), la organización vinculada al Partido Comunista (PC), convocó una manifestación para celebrar el treinta y tres aniversario del día en que Andalucía votó para convertirse en región autónoma. La convocatoria fue apoyada por los sindicatos españoles principales, Comisiones Obreras (CC OO) y Unión General de Trabajadores (UGT).

La pancarta principal decía: "Por Andalucía, los derechos, el empleo y la dignidad". El objetivo abierto de la marcha era celebrar el estatuto autónomo de la región y exigir que el gobierno central abandonara las medidas de austeridad, desviando así la atención de las drásticos recortes que el gobierno andaluz, dirigido por el PSOE e IU, ha impuesto desde que tomaron el poder el año pasado.

Los trabajadores se autodenominan ex-Delphi y han estado luchando por sus empleos durante los seis años desde que fueron despedidos. Exigieron el derecho de ir a la cabeza de la manifestación. Los sindicatos, el PSOE e IU rehusaron y se produjeron enfrentamientos. La policía antidisturbios fue llamada para separar de la marcha oficial a los trabajadores despedidos y proteger la manifestación oficial durante todo el recorrido.

Los trabajadores ex-Delphi fueron acorralados en las calles adyacentes donde continuaron sus cánticos y reproches. Estos incluían: "¡PSOE-PP, la misma mierda es!" ; "¿Izquierda Unida? ¡También!"; "¿Y los sindicatos? ¡También!" "CCOO: traidores"; "Menos banderas y más trabajo", "Menos chorizos y más trabajo"; "No tenemos pan para tanto chorizo". Después se colocaron a ambos lados de la calle mientras pasaba la marcha gritando: "Sois una basura"; "¡Sinvergüenzas!", "Estáis todos comprados".

Delphi se separó de General Motors en 1999, aunque como filial se convirtió en la mayor abastecedora de piezas de la empresa automotriz. También vendió muchas de sus piezas a Ford y a Mercedes Benz. En total abasteció a más de 180 fábricas en el mundo entero, con 59 de ellas en la Unión Europea.

Pero en el 2007, Delphi se declaró en quiebra y cerró las puertas de su fábrica en Puerto Real, Cádiz, lo que resultó directamente en la pérdida de 1.600 empleos e indirectamente de 2.500. Esto representó una violación del acuerdo que la empresa había firmado para mantener abierta la fábrica hasta el 2010 y después de haber recibido €25 millones en subvenciones.

Los trabajadores despedidos recibieron compensación, y el gobierno regional prometió formarlos. No obstante, seis años después del cierre, aproximadamente 600 todavía no han logrado conseguir empleo. En octubre, 2012, la Junta puso fin al conjunto de subvenciones y la formación que había prometido después de la quiebra. Desde entonces, los trabajadores han sido clasificados como desempleados y ahora viven en la miseria.

Los dirigentes sindicales trataron de aprovechar el hecho de que la empresa multinacional, Beijing West Industries (BWI), compró la mayor parte de la maquinaria en Puerto Real e informó que estaba interesada en comenzar otro negocio en Cádiz, para desviar la furia de los trabajadores.

Negociaciones entre BWI, la junta andaluza y los sindicatos tomaron lugar el año pasado. Los tres contaban con que los trabajadores exDelphi que todavía permanecían desempleados estaban tan desesperados que aceptarían las condiciones irrisorias que los sindicatos habían aceptado: salarios de €14.000 (US$19.000) por 1.890 horas laborales. Un representante de la UGT mostró hasta donde habían llegado los sindicatos con la siguiente declaración: "Todo lo que sea por debajo de eso es jugar con la miseria".

Durante las negociaciones se reveló que la junta estaba dispuesta a comprar el terreno por €10 millones y regalárselo a BWI.

A pesar de todas estas concesiones, el gobierno regional declaró en enero de 2013 que en su opinión las negociaciones con BWI habían llegado a su fin. El mayor problema para la empresa era que los costes laborales mensuales de promedio que la junta y los sindicatos ofrecían de €1.000 eran tres veces más de los €350 que tiene que pagar en otros países.

La reacción de los sindicatos fue realizar una débil protesta simbólica. Un dirigente de cada uno de los cuatro sindicatos que representan a los trabajadores de Delphi se encerró en la sede de la Junta durante varias horas. Eventualmente salieron por su propia voluntad, declarando que lo habían hecho por sus familias. Declararon que temieron seguir resistiendo porque habrían pasado toda la noche en la Comisaría y en un año habría un juicio, "con todo lo que eso significaría".

Otro vídeo muestra la hostilidad de los ex trabajadores de Delphi cuando uno de los dirigentes sindicales trata de justificar las acciones del sindicato y pide perdón si eso era lo que los trabajadores habían esperado. Los ex trabajadores censuraron los discursos con gritos de "Hijo de puta", "vete a casa"; "Guerra"; y "Llevas ropa de policía".

Cada promesa y garantía dada a los ex trabajadores de Delphi en los seis años desde el cierre de Delphi se ha roto. Esto toma lugar bajo condiciones en que el desempleo en la provincia de Cádiz ha llegado al 41 por ciento, es decir, muy por encima del alto nivel nacional de 26 por ciento. La juventud sufre una tasa de desempleo de 62.5 por ciento, o sea, 7 puntos por centuales mayor al promedio nacional.

Al mismo tiempo, los jefes sindicales han mantenido sus empleos, sus sueldazos, las subvenciones del gobierno y grandes pagos por sus empleos adicionales en función de asesores de empresas, y hasta reciben un porcentaje por cada empleo eliminado a través de los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs).

Regresar a la parte superior de la página



Copyright 1998-2012
World Socialist Web Site
All rights reserved