EN INGLES
Visite el sitio inglés
actualizado a diario
pulsando:
www.wsws.org

Análisis Actuales
Sobre el WSWS
Sobre el CICI

 

WSWS : Español

Los reclamos de seguro de desempleo aumentan estrepitosamente

Por Shannon Jones
10 octubre 2001

Utilice esta versión para imprimir | Envíe esta conexión por el email | Email el autor

El Departamento de Trabajo acaba de publicar un informe que indica que, durante la tercera semana de septiembre, los nuevos reclamos de seguro de desempleo alcanzaron niveles nunca vistos durante nueve años, cuando la economía de EE.UU. comenzaba a recuperarse de la última recesión. La cantidad de desempleados que ha solicitado asistencias saltó de 392,000 a 450,000 la semana pasada.

La caída económica—que ya estaba en buen camino para el 11 de septiembre—ha sido exacerbada por los ataques terroristas. No obstante, en muchos casos las corporaciones estadounidenses han usado estos trágicos eventos para proseguir con los despidos masivos, así como también con otros ataques contra el nivel de vida de los trabajadores, que ya se habían planeado. Durante las últimas dos semanas, las aerolíneas y otras compañías similares han marcado el ritmo con que las empresas estadounidenses anuncian despidos masivos a diario.

El 26 de septiembre se anunció el despido de otros 25,000 trabajadores, incluyendo 13,000 por la Aerolínea Delta; 5,000 por LSG Sky Chefs, compañía basada en Texas que abastece de comida a los aviones; y 2,500 por Textron, basada en Providencia, estado de Rhode Island.

Otras compañías que recientemente han anunciado enormes reducciones en sus fuerzas laborales incluye a Rockwell Collins: 2,000 empleos, o sea, 15 por ciento de sus trabajadores; y Advanced Micro Devices, que está despidiendo a 2,300, inclusive 1,000 en Austin, Texas. Atmel, fabricante de semi conductores con su sede en California, ha de despedir a 2,600, lo que equivale a 26% de su fuerza laboral. A la vez, la compañía fabricante de piezas de aviones, Bombardier, que se basa en Canadá, tiene en mente el despido de 3,800 trabajadores.

Mark Zandi, de Economy.com, ha dicho que los despidos en las aerolíneas en la industria de viajes podrían subir a 500,000. “El desempleo afecta a casi todo el mundo”, dijo Zandi. “Quízás usted no haya perdido su empleo, pero conoce a alguien que sí”.

Según un cálculo del gobierno, la cantidad de trabajadores en Nueva York que pueden perder sus empleos podría llegar a los 100,000, como consecuencia del desastre del World Trade Center. 10,800 personas que ya han presentado sus reclamos de seguro desempleo han culpado al ataque terrorista de su situación (Ver “Nueva York azotada fuertemente por los ataques terroristas”).

El cambio desfavorable en la economía actualmente tiene un impacto muy serio sobre los presupuestos de los gobiernos estatales. Durante los últimos cinco años, los estados han reducido las rentas internas [impuestos] en $35-40 billones. Ahora, cara a cara con la reducción de los ingresos que provienen de estos impuestos, muchos están reduciendo sus gastos de manera drástica. Entre los estados más afectados están los que más dependen del turismo. En Hawai, el gobernador Demócrata, Benjamin Cayetano, ha convocado una sesión legislativa para el 15 de octubre para tratar con lo que ha llamado “la peor crisis económica” en la historia del estado. Jeb Bush, gobernador republicano también ha convocado una sesión legislativa especial. El déficit del presupuesto estatal de la Florida es $265 millones y sigue aumentando. Se espera que los programas de los servicios sociales sean el primer blanco de las reducciones en el presupuesto.

Aun antes del ataque terrorista del 11 de septiembre, el 2001 prometía ser año de batir récords en términos de los despidos masivos por parte de las empresas. (“Despidos masivos” se define como reducciones de 50 o más empleos.) La Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos ha reportado que hubo 1,474 casos de despidos masivos que afectaron a 163,262 trabajadores en agosto de 2001. Esto significa un aumento de 96% desde agosto del año pasado. 41% de los despidos masivos provienen de la industria manufacturera, reflejando así el cambio desfavorable en la economía. California ha reportado la mayor cantidad de trabajadores que han hecho los reclamos iniciales para obtener los beneficios del desempleo relacionados a los despidos masivos, los cuales han llegado a 50,343. Michigan queda en segundo lugar con 12,914. Pennsylvania y Texas siguieron con 12,425 y 9955 reclamos, respectivamente.

Entre las empresas industriales que han anunciado reducciones de empleos la semana pasada se encuentran General Motors, quien anunció que va a cesar la producción de los modelos Chevrolet Camaro y Pontiac Firebird y cerrar su planta de montaje en Ste. Therese, Quebec, el próximo año. Los fabricantes de automóviles, General Motors, Ford y Chrysler anunciaron el despido temporal de 17,900 trabajadores en EE.UU. y Canadá durante la semana del 1ro. de octubre. Los cierres temporales incluyen las fábricas de montaje de GM en Lake Orion, Michigan; Wentzville, Missouri; y Baltimore, Maryland. Ford también ha anunciado que va a cerrar temporalmente su fábrica de montaje en Atlanta, Georgia, y su fábrica de mini vans en Oakville, Ontario. A su vez, Chrysler, está cerrando las plantas que fabrican sus mini-van grandes en Windsor, Ontario.

Steelcase, la mayor empresa fabricante de muebles de oficina en EE.UU. y con base en Grand Rapids, Michigan, le envió cartas a 1,000 trabajadores la semana pasada advirtiéndoles que podrían ser despedidos si las ventas no mejoraban. La empresa, que emplea a 20,000 personas por todo el mundo, ya había anunciado despidos masivos. Otra empresa fabricante de muebles, Herman Miller, con base en Zeeland, Michigan, ha dejado saber que va a eliminar 750 empleos, inclusive 300 en la zona oeste del estado.

Milacron, basada en Cincinnati, Ohio, va a eliminar 800 empleos, dando como razón la disminución de los gastos de capital y de la producción industrial en Norte América. La firma fabrica herramientas y equipo para el trabajo de metal y el procesamiento de materias plásticas.

Todavía se sienten los efectos del colapso del “boom” del Internet. El 28 de septiembre, ExciteAtHome, proveedor de contenidos y servicios del Internet se declaró en quiebra. Anteriormente durante la misma semana, la misma empresa con base en Palo Alto, California, había despedido a 500 empleados, quienes representan 25% de su fuerza laboral. Actualmente, la ExciteAtHome tiene deudas de $1 billón. Clarent, de Redwood City, California, va a despedir 50% de sus empleados: 350. Esta empresa fabrica sistemas telefónicos basados en el Internet que trasmiten la voz.

Empresas basadas en la tecnología y la comunicación también están sufriendo. Lucent Technologies va a despedir a 900 trabajadores en su fábrica de North Andover, Massachusetts. Estas instalaciones fabrican sistemas ópticos de transmisión en cadena de alta velocidad. La postración de los sindicatos ante estas reducciones masivas en la industria de la telecomunicación la expresó uno de sus funcionarios locales, quien dijo, “Ahora mismo no hay trabajo. Es evidente para todo el mundo. Los pedidos no están llegando”.

Microstrategy y Net2000, ambas empresas de la industria de la comunicación, están basadas en la zona norte del estado de Virginia y van a eliminar cientos de empleos debido a la incertidumbre económica y la demanda floja. Microstrategy, que diseña programas de computadoras, eliminó 200 empleos el 27 de septiembre. Net2000, que proporciona servicios de teléfono, vídeo e Internet a los negocios, va a eliminar 300 empleos.

Telergy, firma de telecomunicaciones basada en Dewitt, estado de New York, va a eliminar 298 empleos, o sea, dos tercios de su fuerza laboral. Esta compañía, fundada en 1995, ha construido 2,500 millas de cables de fibra óptica en EE.UU. y Canadá.

Top of page

Readers: The WSWS invites your comments. Please send e-mail.



Copyright 1998-2012
World Socialist Web Site
All rights reserved